La Psychosomatique Clinique et Humaniste du psoriasis par le Dr Salomon SELLAM

La Psychosomatique Clinique et Humaniste du psoriasis par le Dr Salomon SELLAM


LA PSICOSOMATICA CLINICA Y HUMANISTA DE LA PSORIASIS Ahora, si les parece bien, vamos a tomar un caso completamente diferente, nada que ver con el anterior. Vamos a hablar de la psoriasis. La clave psicosomática de la psoriasis se puede leer en todos los libros de fisiopatología dermatológica. Les voy a hacer una pequeña exposición del tema. Si Vds. leen la fisiopatología de la psoriasis, primero hay que ver su funcionamiento normal, la fisiología de la piel. Estamos en la epidermis, es decir, la capa más superficial de la piel. Ahí hay la llamada membrana basal, donde las células se multiplicarán y multiplicarán, para acumularse unas sobre otras y formar la capa de la epidermis. La particularidad de este hecho, es que entre el 70 y el 90% de las células epidérmicas son queratinocítos. ¿Qué es un queratinocíto? Es una célula que al ir creciendo y envejeciendo se va cargando de queratina, de manera que la última capa de la epidermis sólo tiene células muy cargadas de queratina, y es gracias a la queratina, que poseemos la impermeabilidad a nivel de la piel. Así pues, la fisiología del queratinocito es producir células cargadas de queratina para impermeabilizar nuestra piel. ¿Y su función cuál es? Es luchar contra a influencia de los elementos exteriores, como la lluvia, la humedad, el sol etc. Es gracias a la queratina, que podemos tomar duchas tranquilamente, si no, seríamos como verdaderas esponjas. Se habrán dado cuenta igual que yo, que cuando llueve nos quedamos chorreando, y cuando lloramos brotan las lágrimas, y no penetran en el organismo, gracias a la queratina. Esta es un poco la fisiopatología de la queratina. Y la psoriasis, su fisiopatología, es una aceleración de este proceso, es decir que la maduración desde la célula de base hasta la célula superficial, en lugar de durar unos días, se hace mucho más rápido. Hay una aceleración del proceso. En la psoriasis es una hiper queratinización feroz, lo que engendrará la aparición de las placas etc., de todos los síntomas cutáneos. Este es un efecto fisiopatológico muy conocido, pero nosotros interpretaremos y tomaremos la simbología de esta protección. La palabra clave a nivel psicosomático de la psoriasis es la protección contra los elementos exteriores, y esta protección es lo que llamamos la “función de protección”. Vds. saben que todos los niños necesitan una función materna que les ayude a crecer: una buena alimentación afectiva, la protección afectiva en el hogar. Nos ocupamos de los hijos para que estén bien alimentados a nivel físico y también psicológico, con la escuela etc. Este es el rol arcaico de la mamá, la función materna. Y la función paterna es proteger a los hijos de los depredadores, claro está, en la época de las cavernas, eran reales, animales salvajes. El padre se peleará para protegernos, ya que el interés es evidentemente mantenernos vivos el mayor tiempo posible, como vimos en la homeostasis general. Y el rol de protector del padre hoy, es proteger a sus hijos frente al peligro. Y lo que es bastante curioso, es que el remedio principal conocido desde la antigüedad para la psoriasis es la exposición a los rayos del sol. Así que para mí, en la psoriasis hay una problemática de protección relacionada con la función paterna. Esa es la idea base psicosomática entorno a la psoriasis. Comprobaremos esta propuesta con los casos clínicos, así que quisiera contarles una historia: se trata de un Sr. de unos treinta y cinco años, que tiene psoriasis de los pies a la cabeza, y evidentemente, lo ha probado todo, como la mayoría de personas que vienen a verme, o a vernos. Como lo han probado todo, vamos a probar ahora la versión psicosomática por si la influencia de la psique pudiera intervenir en la psoriasis. Nos ponemos a explorar la historia bajo este ángulo: la función paterna y la protección. ¿Y con qué nos encontramos? Nos encontramos con un drama concreto: es hijo único, vivía con sus padres, y su padre, que es alcohólico, pega a su hijo, y pega sobre todo a su mujer. El drama de este niño, su deseo más profundo es proteger a su madre contra las palizas de su padre. Y proteger a su madre contra las palizas de su padre, es la temática de la función paterna. Es como si hubiera querido ser el padre de su madre para poderla proteger. Absorbió esta problemática de su madre, y durante años y años, fue su preocupación hasta el momento, en que como hemos visto al principio, los límites superiores se sobrepasaron, aquí realmente todo se desbordó, y no pudo proteger a su madre, ya que cuando él se marchó del domicilio, el padre seguía dándole palizas a su madre, y aquí apareció la psoriasis. Entonces, al poner en evidencia este hecho, esta historia de protección de hubiera querido proteger a mi madre frente a la agresión de mi padre, disminuyó su estrés. Y ahora ya no podía hacer nada, es decir, que si hubiera podido proteger a su madre, lo habría hecho, pero hoy ya no se podía hacer nada. Lo que hay es un programa de la infancia, de no haber protegido a su madre, que llevó a la aparición de la psoriasis. Y es así como este Sr. se curó de la psoriasis en algunas semanas, ya que la tensión interior en relación a la protección imposible de su madre, al aceptar que era imposible, hizo que su estrés disminuyera. Tenemos una disminución de esta actividad conflictiva, que volvió a los niveles soportables de la homeostasis a la vez psíquica y biológica, y así se curó de la psoriasis. Para todas las psoriasis, una de las primeras pistas, quizás no es la única, es ir a ver el déficit de la función paterna. Tuve otro caso parecido, en el que era él, como padre, quien no llegaba a proteger a sus hijos, porque éstos eran muy difíciles, eran delincuentes, y no llegaba a cuadrarlos. La problemática superó los propios umbrales de tolerancia y se transformó en una psoriasis a nivel básicamente del cuero cabelludo. Esta es una de las claves más importantes dentro de la temática de la psoriasis. LAS ENFERMEDADES DE LA PIEL por el Dr. Salomon Sellam TRADUCCIÓN: Elisabet Subiros

1 Comment

  • carine besnier says:

    il est extra Salomon Sellam..ses livres sont a lire ..c'est incroyable les histoires qui y sont notées….. je recommande

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *